Alta Sensibilidad y Susceptibilidad

Alta Sensibilidad y Susceptibilidad

Si cuando entras en una estancia, las personas que están dentro se callan, te miran, y tu interpretas que es porque estaban hablando de ti, entonces eres altamente susceptible.

Si cuando alguien te gasta una broma, te ofendes y reaccionas de forma defensiva, entonces eres altamente susceptible.

Si en tu entorno laboral algún compañero hace un comentario negativo de tu trabajo y crees que lo ha hecho para dejarte mal ante otros compañeros o tu jefe, entonces eres altamente susceptible.

Si esperas que tu pareja haga algo, que luego no hace, y te enfadas porque crees que no te quiere o no tiene en cuenta tus sentimientos, entonces eres altamente susceptible.

Si te has visto reflejado en la mayoría de estos ejemplos y además eres una Persona Altamente Sensible, entonces necesitas trabajar una de las partes menos positivas del rasgo, la baja autoestima.

Las PAS pasamos nuestra niñez oyendo comentarios como “qué sensible eres”, “todo te lo tomas a la tremenda”, “qué exagerad@, no es para tanto”, “siempre estás llorando”… la mayoría de ellos con cierto tono despectivo. Como consecuencia, crecemos con la idea de que tenemos algo raro, algo malo que necesitamos corregir. No sabemos lo que es, pero necesitamos protegernos de los demás, para que no nos hagan daño sus comentarios o comportamientos. Y vamos desarrollando una actitud defensiva. Si necesitamos defendernos es porque creemos que nos están atacando. Esto es la alta susceptibilidad, pensar que los demás quieren hacernos daño, incomodarnos, molestarnos…  Siento decirlo bruscamente, pero no eres el ombligo del mundo, las personas que nos cruzamos no están pendientes de nosotros de esa manera. Somos nosotros, cuando tenemos esa susceptibilidad, los que estamos pendientes de las acciones y comentarios de ellos, con una alerta permanente ante esos posibles ataques. ¡Cuánta energía desperdiciada observando e interpretando erróneamente a las personas que nos rodean! ¿Y si empeñaras esa energía en mejorar tu autoestima y construir relaciones positivas?.

Trabajar el concepto que tienes de ti mism@, valorar más las cualidades que posees, reforzar tus méritos, aceptar tu alta sensibilidad…a medida que vayas trabajando todas estas cosas, te darás cuenta de que tu susceptibilidad y esa actitud defensiva que te caracteriza, irá minimizándose. Podrás dejar de estar alerta ante comentarios de los demás, no te ofenderás continuamente, tendrás relaciones mucho más constructivas y duraderas.

Si estás leyendo este artículo es porque quieres modificar esa susceptibilidad, así que, mientras trabajas en reforzar tu autoestima, te dejo unos tips para que puedas reducir tu alta susceptibilidad:

  • Observa tus reacciones: Nuestra intensidad también se ve reflejada en cómo reaccionamos cuando nos sentimos molestos u ofendidos. A veces elevamos el tono demasiado, otras veces castigamos a los demás con nuestro silencio, y lamentablemente, algunas veces, finalizamos la relación de una forma brusca y definitiva ¿De verdad crees que esta forma de actuar es la mejor para ti?.
  • No interpretes, aclara: Es cierto que tenemos una intuición desarrollada, pero no somos videntes ni tenemos una bola de cristal. Dar por hecho que un comentario de alguien ha sido malintencionado, es interpretar y adivinar la intención del otro. Si tienes dudas, pregunta directamente por qué se ha comportando así y muestra tu desagrado de una forma asertiva. Créeme, más del 80% de las veces te darás cuenta de que tu interpretación no era correcta.
  • Sé flexible: Tus valores y creencias no tienen por qué coincidir con las de la otra persona. Lo que para ti es una ofensa, no significa que también sea para el otr@. Creer que la impuntualidad es una falta de respeto a tu tiempo es tu opinión, pero la otra persona puede sentirse ofendida ante una reacción exagerada por tu parte si le echas en cara que ha llegado tarde.
  • Acepta y valora: Pon foco en lo positivo que el otr@ te aporta y el tiempo que compartís juntos. Estar más pendiente de lo que la otra persona te ha incomodado desequilibra la balanza de cualquier relación. Pero sobre todo acepta y valora tu sensibilidad, pon foco en todo lo bueno que tiene el rasgo, y en lo que eso puede ayudarte a tener relaciones positivas y constructivas en tu vida.

 

1 Comentario
  1. ¡Muchas gracias por tu artículo Raquel! Que razón tienes, cada vez estoy oyendo más y más hablar de la susceptibilidad.. creo que es algo que nos define muchísimo a los PAS. Un abrazo!

Deje una respuesta

Alta Sensibilidad Online
Logo