La biología de la creencia: cómo tus pensamientos transforman tu cuerpo

El pensamiento tradicional daba por sentado que el destino biológico de las personas era inmodificable, que los genes determinaban a las personas de forma inmutable y no había forma de poder modificar este condicionamiento. Recientes investigaciones han demostrado que esta forma de pensamiento está completamente desfasada.

La epigenética constituye una nueva y revolucionaria rama de la ciencia que nos muestra que los genes no controlan ni nuestra biología, ni su expresión, ni siquiera controlan su propia actividad. Las señales ambientales y nuestra propia percepción de esas señales  (lo que pensamos acerca de aquello que nos pasa) son los elementos básicos que determinan nuestro comportamiento celular y la forma en que nuestros genes se expresan. Esto supone que un mismo gen puede expresar miles de variantes.

En un ambiente enfermo, nuestras células enfermarán. En el momento en que cambiamos el entorno o modifiquemos la percepción que tenemos sobre lo que está sucediendo a nuestro alrededor, influenciaremos de inmediato a nuestro material genético permitiendo la creación de nuevas conexiones neuronales.

¿No es maravilloso entender que podemos cambiar nuestro condicionamiento genético con nuestro comportamiento?, ¿vas a dejar pasar esta evidente prueba de que tu actitud puede cambiar tu realidad?

Te invito a compartir en los comentarios aquellas situaciones de tu vida en las que tu actitud positiva haya logrado cambiar una realidad que a priori no era muy positiva.

Sé el primero en comentar

Deje una respuesta

Alta Sensibilidad Online
Logo