La frustración de ser [email protected] en un mundo superficial

3 febrero, 2021


Solía rebelarme autodestruyéndome, pero me di cuenta de que eso es terriblemente conveniente para el mundo.

Mitski.

Ser una PAS con una inteligencia o cociente intelectual alto, no es lo mismo que ser una PAS con altas capacidades, ni que ser una PAS superdotada.

Las tres cosas son diferentes, pero las PAS que nos encontramos en algún punto de este espectro sí que compartimos muchas experiencias internas y externas similares.

Una característica que compartimos es la complejidad, somos personas complejas o más complejas que la media.

Y el ser una persona compleja y profunda en un mundo donde la mayoría de gente no es ni tan intensa ni tan compleja acarrea sus propias dificultades.

No es siempre fácil ser así en una sociedad que tiende a la superficialidad, y donde la mayoría de gente prefiere las mentiras edulcoradas a las verdades.

Porque las verdades muchas veces son molestas y muestran una cara que la mayoría de gente no quiere ver.

Y las verdades nos confrontan con partes de [email protected] [email protected] que a veces preferimos tener en la sombra.

Y mucha gente puede mirar para otro lado.

Pero tu no.

Es tu naturaleza. Nadie elegimos ser así o ser de la otra manera. Ni nada es mejor ni peor.  

No siempre es fácil ser una persona que ve “más allá” que el resto, que ve todas las múltiples aristas que tiene un mismo problema

No es fácil ser la persona que ve el iceberg completo, allí donde la demás gente solo está viendo la punta.

Y te llevas muchos palos, que empiezan ya en la adolescencia, donde sin entenderlo muy bien, intuyes que no puedes decir todo lo que ves, porque la gente se molesta, o van a por ti y entiendes que a veces es mejor aplaudir como todo el mundo está haciendo, en vez de decir que el emperador va desnudo y armar revuelo.

Aprendes a que tienes que callarte mucho de lo que ves, pero el problema es que muchas veces, sobre todo cuando eres muy joven no sabes qué hacer con todo ese mundo “extra” que ves y que vives, y que es invisible para la mayoría de gente.

Una de las dificultades mayores de ser tan complejo en un mundo que no está hecho para gente que no lo es tanto, es que cuando tienes un problema no te es nada fácil encontrar soluciones que te encajen A TI.

Allí donde otros si encuentran lo que buscan, o se quedan tranquilos, tu no, porque tú siempre eres capaz de ver el PERO a todo, de ver que casi nada es tan simple como lo cuentan.

No es que seas una persona retorcida o problemática, o quejica, o que no quiere encontrar soluciones, es que no puedes evitar tener la mente que tienes.

Donde otros se quedan en un primer escalón, tú pasas por ese primer escalón y cuando le has sacado todo el partido, empiezas a ver algo que no te cuadra, así que pasas a un segundo escalón, y así siempre.

Siempre profundizando, siempre yendo más allá. Siempre buscando respuestas, siempre indagando para encontrar las verdades que se ocultan tras las capas superficiales de todo.

Vas a profesionales que se suponen que te tienen que ayudar y en muchos casos te encuentras que tú sabes más del problema que ellos (esto les pasa a las PAS superdotadas) y te encuentras con soluciones muy simples, que puede que a otros les sirvan, no digo que no, pero a ti no.

Te encuentras con psicólogos que te dicen que es qué piensas demasiado o que tienes una mente muy potente. Sí, bien, ¿pero qué hago con esta mente? ¿qué hago con esta complejidad salvaje?

Así que tiene todo el sentido del mundo que las personas que somos así, seamos en la mayoría de casos personas autodidactas, y desde pequeñ@s estemos [email protected] en los libros.

Porque muchas veces los libros nos han dado respuestas que nos han sido imposibles de encontrar en la gente de alrededor, en un mundo que no está preparado para satisfacer nuestras necesidades.

Pero, aunque es frustrante muchas veces ser complejo en un mundo que tiende a simplificarlo todo, también esta misma complejidad nos da muchas cosas buenas.

Porque la complejidad, como todo es una moneda que tiene dos caras.

Esa misma mente que te hace sentirte muchas veces [email protected], es la misma mente que puede encontrar satisfacción hasta en la mínima cosa.

Esa misma mente que se angustia por no encontrar las respuestas, es la misma mente que muchas veces acaba encontrando esas respuestas que hacen que tu vida avance, que sea mejor, que no te quedes enganchado en los mismos problemas toda la vida.

En fin, al final se trata siempre de entendernos, de entender nuestra complejidad y abrazarla, de no querer ser otra persona.

De dejar esa cantinela de “si fuera más simple sería más feliz”, porque aunque puede tener su parte de verdad, la realidad es que tú no eres simple.

Y quizá lo más sabio es hacerte [email protected] de esa complejidad y abrazarla como una parte importante de ti y también empezar a ver, por qué no, todo lo bueno que te trae.

Porque nadie está de sobra en este mundo. Y porque el mundo te necesita a ti y a tu complejidad.

Te espero en los comentarios 😉



Artículo originalmente escrito en: https://mariagomezpsicologia.com/altas-capacidades/la-frustracion-de-ser-complej-en-un-mundo-superficial-2/

Ver perfil

Usuario Profesional

Sé el primero en comentar

Deje una respuesta

Alta Sensibilidad Online
Logo