Septiembre, mes de cambios ¿Cómo te afectan?

Septiembre es un mes de adaptación y de cambios, y en este raro 2020 con el reto añadido de la incertidumbre por lo que vendrá.

Las PAS, en general, no solemos llevar bien los cambios. A la mayoría nos cuesta afrontar que las circunstancias cambien de forma intensa o brusca y preferimos las transiciones más suaves o planificadas.

Lo que ocurre en Septiembre es predecible en muchos sentidos y sin embargo suele generar en muchas personas bastante malestar y resistencia. 

Probablemente, influye de qué manera transcurrió nuestro verano, y sobre todo, de qué forma y ritmo se retomen las actividades.

Por otra parte, hay muchas PAS deseando volver a sus costumbres habituales, ya que valoran más la tranquilidad de lo conocido, lo estable y organizado. Y en ocasiones, la ilusión del nuevo comienzo.

 

Lo que nos espera:

En esta época del año se dan ciertas circunstancias que pueden afectar especialmente a las personas sensibles.

  • Clima:

En el hemisferio norte se acerca el otoño, lo que implica cambios de temperatura y humedad y un acortamiento pronunciado de los días, con menos horas de luz solar.

Nuestro cuerpo y biorritmo debe ajustarse y empezar a prepararse para las temporadas más frías y cambian varios hábitos, aunque comvivimos aún con días de calor.

Las alergias, la sensación de pesadez, el agobio y ciertos malestares (como dolores de cabeza, dificultades en el dormir, desánimo o sensación de ansiedad) son habituales.

Las PAS acusaremos especialmente en el cuerpo y el ánimo todas esas circunstancias, sobre todo si se dan cambios bruscos de temperatura, días de viento y/o tormentas.

  • Efectos post-Verano:

Es en Septiembre cuando más se perciben los efectos de los hábitos que hemos tenido durante el verano.

Los excesos y desarreglos en la alimentación pueden pasar factura, y este es un buen momento para implementar varios días de una alimentación más equilibrada y ligera, de cara a depurar un poco el organismo.

Como durante Agosto se suelen modificar bastante los horarios de sueño, es conveniente, dentro de lo posible, ir ajustándolos poco a poco para que no se dé un cambio demasiado brusco en la organización diaria.

Quienes hayan realizado deportes o actividades al aire libre de forma regular tendrán un punto a su favor muy beneficioso a nivel físico y emocional, ya que el contacto con la naturaleza es altamente recomendable para las PAS.

  • PAS descansadas o ‘máscansadas’

A muchas PAS los días de descanso veraniego se le quedan muy cortos o sienten que no han podido aprovecharlos verdaderamente, por lo que necesitarían unos días más de tranquilidad para poder resituarse y recargar un poco más las pilas.

Pasar las semanas de julio y agosto con niños pequeños, con demasiadas actividades sociales o tal vez teniendo que seguir atendiendo responsabilidades laborales son las típicas circunstancias que generan más frustración y cansancio.

En cualquier caso, será importante en este mes no sobrecargarse con más responsabilidades que las que son necesarias para arrancar el curso, intentando abordar las nuevas actividades con una actitud ‘relajada’ para no agregar presión ni desgaste.

  • Vuelta al cole, al trabajo y a la rutina en tiempos de COVID

Para muchos niños, adolescentes y adultos retomar (o empezar) el curso escolar y laboral es una oportunidad de seguir aprendiendo y avanzar, lo que les genera entusiasmo. Para otros, en cambio, es motivo de angustia o ansiedad.

Definitivamente mucho tiene que ver cuánto se disfruta o se aprecian las actividades que uno realiza, si tienen que ver o no con un talento propio, con el propósito de vida, con lo que se desea para sí.

Pero esta vez y para todos, el curso arranca de un modo diferente y lleno de incertidumbre por la pandemia y la vuelta a las actividades en un marco de normas, precaución, dudas y rebrotes.

Nuestra capacidad de adaptación y afrontamiento requiere de un esfuerzo extra por nuestra parte para poder seguir avanzando y acomodándonos según vayan evolucionando las circunstancias.

Ante esta situación es importante mantener la calma y no sucumbir al miedo, que es el peor aliado en estos momentos. Prestar atención y reflexionar sobre los cuidados y precauciones está bien, sin enredarnos en pensamientos negativos y recurrentes sobre la enfermedad.

Los adultos especialmente debemos mostrarnos centrados ante los más pequeños, que también tienen muchas inquietudes en este arranque de curso luego de tantos meses de desconexión con el cole presencial.

 

Consejos para tener un buen Septiembre:

  • Céntrate en lo positivo

Septiembre no solo es madrugar y volver a las obligaciones ¡Tiene muchas cosas buenas para ti, así que céntrate en ellas!

  • Organiza y planifica, pero sin perfeccionismo

Coordina con tu familia pautas básicas para retomar la rutina (horarios, actividades, tareas) pero sin rigidez, lo mejor es ir ajustando todo paso a paso, con los días y según se necesite

  • Cuídate

Que las responsabilidades no te dejen en último plano. Busca momentos para relajarte, atenderte, distraerte y cargar las pilas.

  • Mantén lo que te hace bien

Seguramente puedes conservar alguna o algunas de las actividades que te hicieron bien este verano: leer, pasear, desconectar, nadar, jugar, dormir, apagar el móvil. Busca momentos en la semana donde poder hacerlas.

  • Respeta lo que sientes

No es raro percibir signos de ansiedad, desánimo, agobio, euforia, inquietud, y todo eso junto. Son momentos de nuevas experiencias y las PAS las perciben con mayor intensidad, como también sus efectos.

  • Motívate

Entramos en el último trimestre del año y quedan muchas cosas por vivir. Plantéate algo que te motive: una escapada antes de Navidad, una actividad reconfortante semanal, un objetivo, un curso, algo que te haga crecer.

  • Confía en tu capacidad de adaptación

Aunque con particularidades, no va a ser esta la primera vez que te toque superar dificultades, ni el primer septiembre que te toca vivir… podrás con ello!

Querido Septiembre, bienvenido ¡Allá vamos!!

 

Show full profile

Usuario Profesional

2 Comentarios
  1. Responder
    Administrador Usuario 4 septiembre, 2020 a 20:05

    ¡Muchas gracias Andrea! Como PAS siempre he tenido en Septiembre grandes problemas para poder continuar con la vida real, tras la alegría, luminosidad y el disfrute onírico de la primavera y el verano. Siempre se me hacía muy cuesta arriba poder motivarme para volver a empezar el año escolar con todo lo que ésto conlleva.

  2. Responder
    Andrea Mónaco Usuario Profesional 8 septiembre, 2020 a 14:51

    Gracias por compartir tu sentir y me alegro que haya sido de utilidad el artículo! Ojalá, pese a todo, tengas un buen Septiembre!! =)=)

Deje una respuesta

Alta Sensibilidad Online
Logo